Otra amenaza mediática al Caribe tras el sargazo: los microplásticos

Viernes 10 de enero de 2020



El Caribe mexicano afronta otra amenaza mediática después de que varios periódicos alertasen en los últimos días de que además del sargazo, “incontables y milimétricos trozos de botella, etiquetas y bolsas de plástico degradan la ecología del Caribe Mexicano al enquistarse en los corales y llenar los estómagos de los peces, aseguran especialistas”. “Presentes en aguas y sedimentos marinos estos microplásticos de menos de 5 milímetros son casi imposibles de extraer, recolectar o eliminarlos, por lo que permanecerán en el océano por décadas hasta desintegrarse, advierte Alethia Vázquez Morillas, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)”, aseguraron medios como Vozpopuli.

Al respecto, señalaron que la UNAM y organizaciones como Manta Caribbean Project y Greenpeace, cada una por separado, monitorean a estos diminutos plásticos en nueve playas del estado mexicano de Quintana Roo y en todas las muestras hallan la presencia de estos pequeños invasores.

Tras dos años y medio de investigación, Vázquez pudo registrar la presencia de microplásticos en los sedimentos de las playas de Holbox, Playa del Carmen y Mahahual. “Se encuentran de todo tipo, pero por supuesto, los que más se ven son los que se usan en embalaje; serían plásticos asociados a botellas, pet, poliestireno, polipropileno, poliestireno expandido”, dijo.

En la zona turística de Holbox se hallaron 200 microplásticos por metro cúbico; en Playa del Carmen –más concurrida, en la Riviera Maya–, los resultados preliminares arrojaron una concentración dos veces mayor que en Holbox, explica. En Mahahual también hallaron contaminantes pero aún no hay cifras confiables, pues todavía no se termina la fase de análisis, explica.

Vázquez resaltó que en Holbox hallaron residuos llegados de otros países de América y otros continentes como el asiático, los cuales han arribado por las corrientes marinas o porque son arrojados al mar por usuarios de cruceros o de embarcaciones menores.

El 80% provienen de actividades terrestres, y no solo son las actividades de playa, sino de ciudades cercanas a la costa, debido al mal manejo de residuos, aunque también provienen de actividades recreativas y pesqueras, comenta. Hasta ahora, insiste, no se han hallado soluciones viables para la extracción de microplásticos de los mares. “El problema de los microplásticos es que, a veces, son tan diminutos que no son visibles a simple vista”. Agrega que se encuentran dispersos por el fondo marino por lo que es casi imposible pensar en una solución de limpieza. Las medidas que se pueden tomar son para que ya no siga incrementándose el problema.

Recientemente los hoteleros de Cancún reclamaron a los medios de comunicación que no repliquen tantas noticias sobre muertes, puesto que da una imagen errónea de la seguridad y afecta a los destinos turísticos.

“Todo en turismo nos afecta y la percepción de la gente en medida que los medios de comunicación nacionales o internacionales estén insistiendo en el tema de seguridad, le generan una percepción negativa al posible turista que venga a esta zona; no hay una estadística de cancelaciones por tema de seguridad. Lo que sí es que la percepción de la gente es tal que decide ir a otros lugares a vacacionar”, ha indicado Roberto Cintrón Gómez, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, informa Palco Noticias.

En este sentido, Cintrón culpa a los medios en la forma en la que expone las noticias de inseguridad y argumenta que no se trata de ocultar la verdad, sino de decirla de manera distinta, pues los medios de comunicación también dependen directamente del turismo, puesto que no hay otra industria que genere recursos. Y añade, como opinan también los hoteleros de Riviera Maya, que lo mismo pasó con el sargazo, salió tantas veces en medios de comunicación que mucha gente decidió no venir.

Además, ha señalado que esto afecta a la disminución de las reservas hoteleras, aunque destaca que el tema de las plataformas vacacionales ha hecho también mucho daño al sector. Como consecuencia, septiembre ha sido uno de los peores meses para la industria hotelera, “como no se había visto en muchos años, pues el turismo es más susceptible a cualquier cambio social, todo afecta”, afirma el líder hotelero.

Otros periódicos como La Vanguardia señalaron de su lado que también la isla de Holbox “forma parte de una de esas zonas turísticas del Caribe en mayor riesgo de ser cubiertas en su totalidad por el nivel del mar, como también lo son Mahaual y la laguna de Bacalar”.

“Sin embargo, los rincones que corren mayor peligro de México son la región de Quintana Roo y sus reservas naturales: Yum Balam, Sian Ka’an, Xcalak, junto a ciudades de la costa poniente de Yucatán, Campeche, casi todo el estado de Tabasco y regiones de Veracruz como Tlacotalpan”, agregaron.

“Si no se implantan medidas de adaptación, el nivel del mar seguirá subiendo a un ritmo que dependerá de las trayectorias que sigan las emisiones del futuro. Las oportunidades de adaptación en los sistemas humanos y ecológicos de las islas pequeñas, las costas bajas y los deltas serán mayores lógicamente si se reduce la velocidad con la que el agua aumenta”, apuntó.

El citado medio agregó que “el riesgo existe ya que en el último siglo, la temperatura ha aumentado aproximadamente 0,6°C y el nivel del mar ha crecido de 10 a 12 centímetros por la expansión de océanos, cada vez más calientes. De hecho, un informe reciente de la Universidad Politécnica de Barcelona cifra en más de 300 millones la población mundial afectada por inundaciones costeras en 2050”.

Fuente: Reportur